LA PUERTA ESTÁ ABIERTA. ENTRA CUANDO QUIERAS.

Este blog no es un club elitista, ni un coto privado de caza. Ha sido creado para compartir entre todos, lo mucho o lo poco que nos podamos dar. Quiero que te sientas como en tu casa y disfrutes leyendo o publicando lo que tú quieras. Siempre serás bienvenido y tu sola presencia será un motivo de alegría para mí.
Un sincero abrazo de bienvenida.
Manolo Argumedo.

viernes, 17 de septiembre de 2010

LAS PUTADAS DE TELEFÓNICA

Sres. Movistar y Cía Telefónica.
    Vds. son conocedores, a través de mis llamadas y mis correos, que he cancelado y anulado la petición que les hice de la portabilidad con Imagenio de todos los servicios que mantenía con ONO.
    Y Vds. saben de sobra que los motivos de rechazar a Movistar y Telefónica han sido porque, desde un principio, me han tenido engañado con un inexistente y falso contrato que prometieron enviarme y que, por supuesto, nunca llegó y nunca llegará. (Pueden constatar la veracidad de lo que digo oyendo la grabación de mi conversación con el empleado que me atendió y que me prometió que, antes de hacer cualquier traspaso o instalación, me enviarían un contrato para que se lo remitiera debidamente firmado).
    Por eso les exigí el contrato: Porque Vds., que siempre fueron una empresa modelo en cuanto a seriedad y compromiso con sus clientes, también se han sumado al carro de la mentira y del engaño con el único objetivo y el sólo propósito de conseguir un cliente, incluso a costa de su propia credibilidad, reputación y prestigio.
    Y abundando más en la indecencia de la que están haciendo gala, sabiendo que les he hecho saber que no quiero nada más de Vds., me están puteando reteniendo mi línea de teléfono, con malas artes conseguida, y manteniéndome incomunicado desde el día 7 del presente mes.
    Quiero que sepan que más pronto o más tarde voy a conseguir recuperar la comunicación, y esto, con el tiempo, no será más que una incómoda anécdota. Pero, eso sí, no les quepa la menor duda que siempre lo tendré en cuenta y nunca olvidaré la asquerosa faena que me están haciendo.
Atentamente:
Manuel Argumedo del Olmo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada